Search
  • Alexander Cruz

El enfoque siempre tiene que ser calidad sobre cantidad

<<<<<Aprende a fortalecer tu CORE>>>>>


¡Alerta de controversia!


Voy a decirte algo que no lo escucharás de manera común de otros, y espero que te anime, especialmente si has estado luchando con alcanzar tus metas.


Sé muy bien que estás ocupado haciendo malabarismos con un montón de responsabilidades que tienes durante tu día...


Y al mismo tiempo sé que deseas brindarles mayor prioridad a tus metas físicas.


Después de un tiempo, puede comenzar a sentirse como un fracaso si no lo cumples tus objetivos todos los días.


Lamentablemente en nuestra cultura se enseña los siguientes pensamientos; IR A LO GRANDE o IRTE A CASA... o el favorito de muchos el SIN DOLOR/NO HAY GANANCIA o LO MEJOR DE TI 24/7...


¿Adivina qué?


Esto quizás puede funcionar una que otra vez pero a largo plazo es sumamente difícil que te funcione.


Hacerlo de esa manera te llevará a sentirte agotado, exhausto y como si hubieras fallado (otra vez).


¿Qué pasaría si en cambio aprendieras una forma MÁS INTELIGENTE y EFICIENTE?


Hoy quiero decirte que la hay.


Se llama DOSIS MÍNIMA EFECTIVA.


En pocas palabras, eso es hacer lo menos posible para obtener los mejores resultados.


¡También es la forma más sostenible de crear un CAMBIO REAL en tu estado físico y salud!


(Nota: esto no significa que no puedas pasar por periodos cortos de "dar lo mejor de ti cada minuto" súper concentrado. Pero estos periodos también deben equilibrarse con periodos menos intensos).


Aquí hay una muestra de cómo puede verse la dosis menos efectiva:


● Menos entrenamientos, enfocados en lo que realmente te hace avanzar

● Entrenamientos más cortos y específicos

● O menos entrenamientos bien diseñados y más cortos

● Concentrarse en los 3 o 4 hábitos saludables con los mayores beneficios

● Saber qué alimentos precocinados son realmente buenos para ti frente a tratar de preparar cada comida desde cero.


Hay MUCHAS RAZONES para probar el método de la “dosis mínima efectiva”:


● Cuando te sientes estresado

● Cuando tienes muchas responsabilidades

● Cuando no tienes mucho tiempo

● Cuando recién estás comenzando... o regresando después de un tiempo de inactividad

● Cuando acabas de completar un gran evento (como un maratón)

● Cuando regresas después de una enfermedad o lesión


El aspecto exacto de la "dosis mínima" puede depender de muchas variables: sexo, edad, estado de salud/estado físico, gustos y disgustos, tiempo disponible, etc.


—> La clave es que no debe sentirse como una carga o que te drene... y lo que hagas debe brindarte resultados reales y sostenibles.


Trata de experimentar para que notes la diferencia, pero te lo digo desde ya, definitivamente funciona.

5 views0 comments