top of page
Search
  • Alexander Cruz

El error que mata tus objetivos

<<<<<Aprende a fortalecer tu CORE>>>>>


Sabes que me gusta centrarme en las cosas positivas, ¿verdad?


En este blog te voy a decir cómo NO alcanzar tus metas este año.


Espera, WHAT!?!?!?!


Es que hay un gran error que puedes cometer que puede llevarte a una ENORME trampa, y terminarás sintiéndote frustrado, agotado y como un desertor que nunca puede lograr nada.


Sucede de esta manera:


Estableciste unas ENORMES metas para el Año Nuevo... Pensaste que finalmente obtendrías tu ya-sabes-qué...


Beberías TODA el agua... comerías súper limpio (y anotarías cada bocado)... serías más activo... te acostarías temprano... y te levantarías aún MÁS TEMPRANO para poder preparar tus comidas y entrenar…


Pero luego de unos días después, estás exhausto. Decides dormir hasta tarde... y te pierdes un entrenamiento... y luego comes algunas galletas o papas fritas y decides no continuar llevando un registro de tu comida, para que ¿cuál es el punto?...


Ese día en el que te sales del camino se convierte en dos, que luego se convierte en tres. Y… ya sabes cómo va…


Y ahí es cuando suceden los “esto no es para mi…”, “no se porque trato…”, “bah que me quieran así…”… Entre muchas más que quizás te has dicho con el pasar de los años pero que no son verdad…


Y no es porque te falte la fuerza de voluntad o el impulso. ¡Es porque te comprometiste demasiado o intentaste hacer demasiado en muy poco tiempo!


Es por eso que los entrenadores hablamos de objetivos SMART (specific, measurable, attainable, realistic, and time-sensitive).


Y esto lo que hace es que toma todas tus grandes y asombrosas metas y las reducen a pequeñas metas que realmente puedes lograr sin sentirte agotado, abrumado y con ganas de renunciar!


Y ahí es que ocurre la magia porque esto se vuelve una bolita de nieve bien pequeña que mientras vas arrastrando va creciendo y creciendo… Tu agotamiento físico y mental ya no está presente, no estas abrumado tratando de hacer todo a la misma vez por lo que el estrés que antes te causaba comer bien o entrenar no existe… Y las ganas de renunciar se convirtieron en metas que logras cada día…


Deja de querer lograr una meta de meses en un día… Concéntrate en brindar un esfuerzo perfecto cada día y disfruta de CONQUISTAR TUS METAS con cada paso que das.


Un día a la vez.

1 view0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page